Las marquesinas

En el recuerdo de los cines viejos siempre se destacan sus marquesinas, aquellas pizarras muy iluminadas donde se anunciaba la película con letras grandes y rojas. Sin embargo, los primeros cines no tenían marquesina. Éstas fueron apareciendo hacia los años treinta y evolucionaron en tamaño a través de las décadas.

Aquí vemos una fotografía del Teatro Olimpo de Santurce en sus inicios en los años veinte. Cero marquesina. Las películas se anunciaban en carteles (que se enganchaban en una cartelera, por lo que todavía hay gente que habla de las películas que están en cartelera).

 La marquesina se le añadió en 1933 cuando fue restaurado luego de sufrir daños con el huracán San Ciprián en el 1932. Fue entonces que cambio de nombre a Paramount.

Esa primera marquesina, como puede verse, no era grande. La pizarra era de fondo negro con letras blancas y no muy grandes. 

En 1941, el Paramount fue nuevamente renovado. Esta vez principalmente para instalarle una gran innovación para aquel momento: aire acondicionado. Para reflejar afuera ese gran cambio a la modernidad que se daba dentro, se le cambió la marquesina a una grande y luminosa. De fondo blanco iluminado, con letras rojas, esa marquesina es como las recordamos. 

 

1 comment

  • En el 2014 se anunció que el Paramount abriria sus puertas en el 2016, pero todavia nada que ver. Lo recuerdo cuando era un cine de 3 salas.

    Ivan Melendez

Leave a comment