La larga vida del Cine Puerto Rico

Qué mejor indicativo de lo mucho que duró el Cine Puerto Rico de Santurce que el hecho de que su primera mención en mi libro ocurre en la página 50 y su última en la 406.

Para abril de 1911, el Cine Puerto Rico se anunciaba en la revista El Carnaval como "el mejor que selecciona las películas". Por supuesto, si este era el que mejor lo hacía, quiere decir que ya había otros cines por allí. 

El Puerto Rico fue claramente exitoso desde sus inicios, al punto que en 1917 se amplió a 770 butacas y se elevó su fachada a 30 pies para dar ventilación. En el 1919 cuando lo adquirió Ramón Lloveras Soler y le hizo otra ampliación. 

La mejor idea de cómo era este cine la podemos obtener de la foto de Andrés Roura tomada en los años sesenta. Imagínenlo con esa fachada pero sin la marquesina. Los cines no tenían marquesina para 1917.

En 1937 se integró al circuito de cines de Rafael Ramos Cobián, quien estaba ya en pleno proceso de dominar la industria. Se le hizo una renovación tan profunda que su reapertura se anunció como una "inauguración".

El Puerto Rico cerró en 1956 y se usó por unos años como las Oficinas del Partido Demócrata de EE. UU.

Terminada la campaña demócrata, en 1962 Ramos Cobián invirtió $200,000 en otra renovación. Esta vez revistió la fachada con los ladrillos que vemos hoy, le instaló una marquesina enorme y lo reinauguró. Fue el primer cine con butacas reclinables.

Cuando la WOMETCO adquirió las operaciones de Ramos Cobián, continuó operando el Cine Puerto Rico. Finalmente, o digamos que casi finalmente, cerró en 1987. Digo casi porque reabrió brevemente en 1992 cuando ya los cines viejos de los pueblos no daban para más. 

Si lo medimos desde el 1911 hasta el 1992, el Cine Puerto Rico duró 81 años. En la época de estos cines, fue el que tuvo la vida más larga. 

Alguien seguramente dirá que el Metro, que es del 1939, lleva también 81 años operando y ya pronto lo superará en años. Y que además ha operado continuamente, no como el Puerto Rico que tuvo altas y bajas. Es un punto válido, aunque se puede decir que el Metro, como cine tradicional, duró hasta el 1989 cuando se dividió en tres salas.

 

 

 

 

3 comments

  • Como vivía en la Calle Wilson, íbamos a pié al Puerto Rico…tiempos gratos, buenos recuerdos…y una industria de Cine en México y Argentina (y algo de España) que disfrutábamos ahí…

    Angeles Alvarado
  • Como vivía en la Calle Wilson, íbamos a pié al Puerto Rico…tiempos gratos, buenos recuerdos…y una industria de Cine en México y Argentina (y algo de España) que disfrutábamos ahí…

    Angeles Alvarado
  • Hasta hace poco, mucho antes de la pandemia, creo que el local lo usaron de discoteca.

    Ivan Melendez

Leave a comment